Características de un superhéroe

Width = 130px Height = 240pxa SUPERCORCHEA no se le conocen vistosos poderes contra los malvados villanos, ni es capaz de detener el globo terráqueo con una mano, es cierto, pero estaremos todos de acuerdo en que es el superhéroe más escurridizo de la galaxia.

Los avistamientos (porque a SUPERCORCHEA no se le palpa, ni se le huele, ni puede uno tomarse un café con churros disfrutando de su compañía una mañana cualquiera) se reducen a los días de verano durante los cuales transcurre la EVE ¿conoce alguien dónde mora el resto del tiempo? ¿quién le plancha la capa? ¿se reunirá acaso con superhéroes de su calaña?

Probablemente esté leyendo estas líneas, sabe que le esperamos, que sentirá nuestro aliento en su cogote, que tendrá que tensar bien los cordones de sus deportivas y esprintar de lo lindo para escapar de la marabunta de niños que, al grito de “está allí, a por él, que no escape…”, tratarán de darle caza apenas asome el morro y el rojo de su capa lo delate.

Pero hay otra virtud que lo define: despista a sus perseguidores esparciendo ricos dulces tras sus pasos, caramelos o pastelillos capaces de interceptar a los alborotados captores, que los engullen satisfechos mientras ven perderse a lo lejos la figura del héroe de la corchea. Otra victoria.

Ya sabéis, estad atentos, nunca se sabe cuándo y dónde puede aparecer. El guante queda lanzado.