Salidas

Mañana en el colegio

Mostrar una caña alejada de su cuerpo de ébano, desabrochar las finas crines del arco o sostener el instrumento para su sola contemplación, son gestos atípicos para un músico. Al menos, sobre el escenario. Y cuando sucede, la audiencia se muestra receptiva, y el silencio es diferente. Así sucedió en nuestra salida al colegio salmantino de las Jesuitinas.

Los árboles de Monleras

No, no es un atraco. Esto ocurrió sobre el escenario en el pueblo de Monleras, en la salida que los “mayores” llevaron a cabo la pasada primavera. Todos manos arriba, conteniendo a duras penas la sonrisa, árboles humanos parados pensando en el siguiente paso.

La estación de las lluvias

Pasó la estación de las lluvias. El final del invierno fue crudo, como cruda fue la primavera en sus primeros pasos. De esta manera despedimos el segundo trimestre, pasados por agua y ateridos de frío. Los paraguas no cabían en los cubiletes y nos juntábamos en las audiciones al calor de la música.